Home Comentario | Sobre  
McDonald ObservatoryMcDonald Observatory
A production of the University of Texas McDonald Observatory
El CieloGuíasRadioMaestrosTienda
Búsqueda de programa 
Preguntas frecuentes 
El Sistema Solar 
Más allá del sistema solar 
Guía para el Maestro

Versión primible 
In English"; ?>
Más preguntas sobre el tema
La Tierra, la Luna y el Sol 
El Sistema Solar 
Sondas espaciales 
Estrellas y nebulosas 
Astrónomos y observatorios 
Galaxias y Cosmología 
Contemplando el firmamento 
¿Cúal es la probabilidad de que la Tierra choque con un cometa o asteroide?
Bastante pocas en un futuro inmediato –quizás una en 10,000- pero en un periodo de miles o millones de años, un gran impacto es algo bastante probable. Los viejos cráteres de la superficie de la Tierra son prueba de que objetos de gran tamaño han chocado con la Tierra en el pasado, y no hay por qué pensar que no seguirán haciéndolo en el futuro.

La probabilidad de un impacto depende del tamaño del objeto: cuanto más grande sea el cometa o asteroide, menor la probabilidad, porque hay muchos más objetos pequeños que grandes. Todos los días, una gran cantidad de desechos –la mayoría del tamaño de granos de arena- golpean la atmósfera de la Tierra y se queman. Son las “estrellas fugaces” que se ven por la noche. Algunas rocas más grandes sobreviven el descenso por la atmósfera; algunos de estos “meteoritos” pueden verse en los museos. Los objetos verdaderamente peligrosos, lo bastante grandes para provocar una catástrofe regional o global con su impacto, pueden aparecer cada cientos de miles de años. Por eso, la probabilidad anual de que un objeto así se estrelle contra nosotros es más o menos de 1 en 300,000 –nada preocupante.

Muchos científicos creen que un asteroide muy grande (de unas seis millas de diámetro) se estrelló contra la Tierra hace 65 millones de años cerca de la península de Yucatán en México. El impacto provocó condiciones catastróficas en todo el planeta, con espesas nubes de polvo y cenizas que hicieron que las temperaturas se precipitaran, y que causaron la extinción de los dinosaurios y de la mayoría de la vida terrestre.

La trayectoria que la Tierra sigue en su órbita alrededor del Sol está llena de incontables trozos de desechos. A diferencia de los dinosaurios, nosotros disponemos de los medios para localizar los más grandes de estos objetos. Conocidos en inglés con el acrónimo NEOs (Near-Earth Objects) podemos también calcular sus órbitas, y ver si se nos acercarán alguna vez. Actualmente, hay varios telescopios que observan el cielo en busca de ellos.



StarDate Online logoInicio | Comentario | © 1995-2011 Observatorio McDonald de la Universidad de Texas. | Information in English: