Home Comentario | Sobre  
McDonald ObservatoryMcDonald Observatory
A production of the University of Texas McDonald Observatory
El CieloGuíasRadioMaestrosTienda
Búsqueda de programa 
Preguntas frecuentes 
El Sistema Solar 
Más allá del sistema solar 
Guía para el Maestro
El Universo Entero

La Cosmología se ocupa de una de las preguntas más antiguas de la humanidad: ¿cuál es la naturaleza del mundo? Las antiguas civilizaciones pensaban que la Tierra era plana y estaba cubierta por una cúpula esférica en la que residían el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas. En el segundo siglo de nuestra era, el sistema ptolomaico colocó a la Tierra en el centro del universo.

A mediados del siglo dieciséis, el sistema copernicano situó al Sol en el centro del universo. Más tarde, Galileo demostró que la Vía Láctea está compuesta de millones de estrellas. Galileo argumentó que el Sol es una estrella, igual que las otras. Hoy sabemos que la Vía Láctea es un sistema compuesto de cientos de miles de millones de estrellas, organizado en forma de disco plano con un diámetro de unos 100,000 años luz. Nuestro Sol está a unos 27,000 años luz de su centro.

Variaciones de temperatura en la radiación remanente del Big Bang marcan los sitios donde probablemente se formaron las primeras galaxias (rojo, amarillo).

Variaciones de temperatura en la radiación remanente del Big Bang marcan los sitios donde probablemente se formaron las primeras galaxias (rojo, amarillo).

Hasta principios del siglo veinte, los astrónomos pensaban que la Vía Láctea era el único componente del universo. Más tarde descubrieron que las nebulosas espirales –objetos difusos que se encuentran por todo el cielo- son grandes sistemas estelares.

Entre las nebulosas, los astrónomos descubrieron unas cuantas estrellas especiales llamadas “Variables Cefeidas,” cuyo brillo aumenta y disminuye con regularidad cada varios días. Comparando la luz que realmente emiten estas estrellas con lo brillantes que se ven desde la Tierra, los astrónomos midieron su distancia. Estas medidas dieron lugar a un descubrimiento sorprendente: las nebulosas que contenían estas estrellas estaban por lo menos a un millón de años luz, mucho más allá de los confines de la Vía Láctea. El universo era mucho más grande de lo que se había pensado.

En nuestra visión moderna, las nebulosas se llaman galaxias, y en el universo hay por lo menos 100 mil millones de ellas. La Vía Láctea es una galaxia como estas otras.

En 1929, Edwin Hubble descubrió que las galaxias están en movimiento. Con pocas excepciones, todas las galaxias se están alejando de la Vía Láctea. Es más, cuanto más lejos de nosotros esté una galaxia, más deprisa se aleja.

Ello implica que las galaxias no sólo se están alejando de nosotros, sino también unas de otras. El universo no es estático, sino que cambia. Se expande. La expansión implica que las galaxias estaban más cerca unas de otras en el pasado. Cuanto más nos remontemos hacia el pasado, más cerca estaban todas las galaxias, hasta llegar a un momento en el que todas estaban en el mismo sitio. Esto lleva a la idea de que el universo fue creado en una gran explosión primigenia, o “Big Bang,” ocurrida hace 13 o 14 mil millones de años. Hoy en día, las galaxias se alejan unas de otras porque el propio universo se está expandiendo.

Con este descubrimiento, la cosmología adquiere un nuevo sentido. Ya no se concentra solamente en la naturaleza del universo, sino también en su evolución.



StarDate Online logoInicio | Comentario | © 1995-2011 Observatorio McDonald de la Universidad de Texas. | Information in English: